Almacenamiento en la nube – piensa dos veces antes de migrar los datos

almacenamiento en la nube
Muchas empresas buscan liberarse de las soluciones de almacenamiento clásicas y migrar a la nube. No es de extrañar ya que el hardware de almacenamiento se ha convertido en una carga para administrar, actualizar y mantenerse al día con las cada vez mayores demandas de capacidad de datos

Pero el migrar los datos a la nube requiere de un análisis más profundo ya que todo no es como esperaban. Muchas veces los rendimientos no son los previstos. Para poder conectarse a la nube debe existir una red y esta red puede o no adaptarse a nuestras necesidades. Muchas empresas que han migrado sus datos a la nube se han encontrado con problemas. Como por ejemplo no tener en cuenta que los anchos de banda que ofrecen algunos operadores no son los mismos para las sedes en zonas de alta población que los que ofrece en zonas de baja población. Esto hacía que algunas delegaciones tuvieran muchos problemas a la hora de acceder a la nube.

Los desafíos de ejecutar aplicaciones y datos en la nube

Costes excesivos: si bien la nube se ve como una forma de ahorrar gastos, muchos experimentan lo contrario. La combinación de cantidades virtualmente ilimitadas de datos empresariales en la nube, hacen que sea fácil perder la noción de la cantidad de datos que está almacenando, lo que lleva a un choque cuando llega la primera factura.

Bloqueo del proveedor: los proveedores de la nube pública no ofrecen replicación local para los datos almacenados en la nube, lo que significa que los datos están bloqueados en el entorno de la nube. Esto obliga a los clientes tener que tirar mano de terceros para replicar datos en sus entornos físicos, lo cual es necesario para ejecutar una nube híbrida consistente o replicar los datos en las instalaciones de la empresa lo que resulta extraño ya que precisamente lo que queremos es quitar carga de trabajo y de equipamiento a la empresa.

Mala visibilidad de los datos: una vez en la nube, las herramientas nativas de la nube pública a menudo no pueden ofrecer la visibilidad que esperan los profesionales de TI. Según un estudio de 2019 realizado por Dimensional Research, menos del 20% de los encuestados informaron que tenían la necesidad de monitorear adecuadamente su entorno de nube pública (en comparación con el 82% que tenía los recursos adecuados en las instalaciones).

Rendimiento: debido a los proveedores de la nube, los centros de datos se encuentran en todo el mundo. Esto da como resultado un rendimiento general significativo de sus aplicaciones. Además, los proveedores de la nube tienden a aprovechar el hardware básico que no proporciona el rendimiento que necesitan las aplicaciones.

Adoptando un enfoque más reflexivo para la modernización del almacenamiento

Las empresas deberían adoptar un enfoque más reflexivo para la modernización del almacenamiento. En lugar de comprometerse con las aplicaciones y los datos en la nube, independientemente de su ajuste, deberían de evaluar qué aplicaciones son necesarias. Aquellos que buscan lograr costes más bajos, mayor agilidad o menos complejidad pueden aprovechar una combinación de tecnologías físicas y virtuales de líderes de almacenamiento establecidos, como HPE, Dell EMC y NetApp, para complementar mejor sus cargas de trabajo:

  • Matrices de estado sólido (SSA) para aplicaciones en los niveles más altos de rendimiento, como análisis de datos, infraestructura de bases de datos e IA / ML.
  • Infraestructura hiperconvergente (HCI) para ejecutar sus cargas de trabajo locales tradicionales, como el servicio de archivos.
  • Almacenamiento en la nube pública para admitir casos de uso menos críticos, como entornos de respaldo y desarrollo de aplicaciones.

Modernizando su entorno de almacenamiento

Para garantizar una implementación sin problemas y una gestión continua, en MercadoIT recomendamos analizar los siguientes puntos:

  •     Evaluación: evaluar su entorno actual para ayudarlo a comprender qué tipos de datos almacena y determinar la combinación óptima de recursos de almacenamiento. Durante esta fase, debe identificar la capacidad redundante o desactualizada, que puede agregar hasta el 70% de su huella, capacidad y reducir costes.
  •     Experiencia en instalación: buscar equipos que tengan el nivel más alto de certificaciones ofrecidas por Dell EMC y HPE (que representan el 46% del mercado de almacenamiento). Además, busque experiencia en migración de datos, consolidación de centros de datos y competencias complementarias como Microsoft, análisis de datos y seguridad. Esto optimiza su configuración para que pueda obtener valor más rápidamente de su entorno de almacenamiento.
  •     Servicios administrados: una vez que haya instalado su entorno, busque ayuda con el monitoreo y soporte 24x7x365 para administrar eficazmente su nuevo entorno híbrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>