El enorme impacto del e waste en los océanos

ewaste día de los océanos

ewaste día de los océanos

Examinando el impacto de los desechos electrónicos (e waste) en la vida marina. 

Hoy, en el día mundial de los océanos (8 de junio) queremos recalcar el papel que tiene la tecnología para mejorar la sociedad, pero también el impacto que tiene sobre los entornos naturales, en este caso los entornos marinos. Analizamos las enormes consecuencias del e waste en los océanos.

Los servicios medioambientales de todo el mundo lo tienen claro: Ya dos tercios de la vida acuática se considera una especie en serio peligro de extinción debido a la eliminación inadecuada de productos químicos y otros desechos. Es más, cuando un desecho tóxico (incluido el e waste) daña a un organismo, puede terminar destruyendo toda una cadena alimenticia de vida acuática. Y está sucediendo mucho y más rápido cada vez.

Ya se estableció en 2017 que estamos perdiendo biodiversidad a un ritmo 1000 veces más rápido de lo que deberíamos. Y el problema se está extendiendo. Los productos químicos desechados incorrectamente contaminan la vida marina y matan a los mamíferos marinos, los corales y los peces. Al mismo tiempo, las aves marinas se ven afectadas porque se comen el pescado. De hecho, cualquier organismo que digiera la vida marina afectada puede tener efectos adversos.

Los desechos electrónicos de la tecnología (e waste) no tienen que ser arrojados directamente a las fuentes de agua del mundo para terminar allí. Los desechos electrónicos depositados en vertederos pueden afectar la vida silvestre marina, ya que los químicos tóxicos en el e waste que no se descomponen orgánicamente pueden, con el tiempo, filtrarse directamente en el medio ambiente y contaminar las aguas subterráneas; y si los equipos se incineran, las toxinas se absorben en la atmósfera y regresan en forma de precipitación atmosférica o lluvia ácida.

Los siguientes metales pesados, sustancias tóxicas y productos químicos peligrosos se utilizan en la fabricación de equipos eléctricos y electrónicos que usamos casi todos en nuestro día a día. Es después de su vida útil, cuando se depositan en vertederos, se incineran o se vierten en cursos de agua, cuando resultan más devastadores y se convierte en el llamado e waste.

Es por eso que reivindicamos el poder de los equipos reacondicionados, que ayudan a dejar de fabricar mucho material nuevo, ayudándote a mejorar tu eficiencia y también tu compromiso con la sostenibilidad y con una vida mejor. Acabemos con el e waste.

Plomo

Según investigaciones de Greenpeace, el plomo metálico, en sus diversas formas, se utiliza en:

  • baterías y soldadura [en placas de circuitos]
  • aleación (con estaño)
  • el vidrio de los tubos de rayos catódicos (CRT)
  • compuestos utilizados como estabilizadores en formulaciones de PVC

En el vertedero, la incineración y la quema de equipamiento e waste pueden provocar la liberación de plomo en el aire en la ceniza producida; liberando polvo de óxido de plomo o vapores durante la trituración o el procesamiento a alta temperatura, incluida la fundición. Una vez en el suelo, el plomo se filtra a las aguas subterráneas; una vez en el aire, puede ser capturado en forma de lluvia ácida, que vuelve a caer a la tierra, al suelo y al agua subterránea, que se descarga en manantiales, lagos, ríos y océanos.

Según Greenpeace, el plomo en la sangre produce un efecto tóxico, particularmente en el sistema nervioso central en desarrollo. Efectos similares se observan en animales, y el plomo también es tóxico para toda la vida acuática.

Mercurio

El mercurio se utiliza en:

  • baterías de smartphones
  • pantallas de cristal
  • tablas de circuitos

El mercurio en el e waste es una amenaza a largo plazo, ya que puede quedar retenido en el suelo y en los sistemas de aguas subterráneas durante largos períodos de tiempo, incluso siglos. Para la vida marina, las consecuencias son devastadoras. Piensa en la lombriz de tierra o un pez en un río: “Los animales más grandes que ingieren estos organismos”, dice Reset.org, “también se contaminan, y el tóxico asciende en la cadena alimenticia”.

El mercurio puede, según la organización Reset.org, “reducir las capacidades reproductivas de los peces, afectar su crecimiento y desarrollo, causar anomalías en el comportamiento, alterar el intercambio de sangre y oxígeno, dañar los procesos sensoriales y también puede ser mortal. El plancton contaminado crea peces contaminados, aves contaminadas y, a su vez, podría contaminar indirectamente a los humanos en el futuro”.

Cromo

“Los compuestos de cromo utilizados en la producción de carcasas metálicas, son altamente tóxicos y cancerígenos para las personas”, dice Greenpeace. Los estudios demuestran que los peces y la vida marina pueden estar sufriendo los mismos resultados. De hecho, las branquias, el hígado, los riñones, el estómago y el tracto digestivo de la trucha arco iris muestran el mayor daño después de la exposición al cromo, presente en muchos de los equipos e waste.

Cadmio

El cadmio, se usa en baterías, contactos e baterías y en los CRT más antiguos que acaban convirtiéndose en e waste, puede bioacumularse en el medio ambiente y es altamente tóxico, afectando principalmente los riñones y los huesos humanos. El cadmio se usa generalmente en:

  • Capa protectora sobre acero
  • en estabilizadores para PVC
  • en pigmentos en plásticos y vidrio
  • como material de electrodo en baterías de níquel-cadmio (aumentado en los últimos años)
  • como componente de varias aleaciones (disminuido en los últimos años)

La familia de los salmones son particularmente susceptibles al cadmio. Se han detectado efectos en peces, como malformación de la columna vertebral. Además, el aumento de las temperaturas en el mundo no es un buen augurio para la toxicidad del cadmio en la vida marina ya que aumenta la absorción y el impacto tóxico.

Éteres de difenilo polibromados (PBDE)

Los éteres de difenilo polibromados (PBDE) son, según Greenpeace, son uno de los compuestos que se usan habitualmente como aditivos retardantes de llama en plásticos y espumas, incluidas las carcasas de plástico de los equipos electrónicos y por tanto en el e waste. Altamente bioacumulativos y tóxicos, algunos PBDE detectados en el aire interior y el polvo en el lugar de trabajo y en el hogar, también ocurren en casi todas las partes del medio ambiente, incluidos los sedimentos, peces de agua dulce y marinos, huevos de aves e incluso ballenas de los océanos profundos y el Ártico.

Los experimentos de laboratorio han revelado que la exposición a los PBDE está asociada con la alteración endocrina, la reproducción alterada y la inmunidad reducida; afecta el desarrollo neurológico; e interrumpe la vitamina A y las hormonas tiroideas.

TPP

El fosfato de trifenilo, se ha utilizado durante mucho tiempo como retardante de llama, y estaba presente en niveles de hasta el 10 % por peso del plástico en el exterior cubiertas de algunos monitores de los ordenadores. Con la prevalencia de TPP en el medio ambiente en forma de e waste, el daño ya está hecho, y continúa. “El TPP es el más tóxico para la vida acuática de todos los fosfatos de triarilo de uso común (IPCS 1991)”, dice Greenpeace.

E waste: un problema que empeora

Mirando los hechos históricos y en desarrollo, la solución parece estar lejos de nuestro alcance.

El mercado mundial de equipos electrónicos se está expandiendo mientras que la vida útil de muchos productos se reduce; en consecuencia, el flujo de desechos de productos eléctricos (e waste) y electrónicos obsoletos, ya enorme, sigue creciendo. En 2019 se generó un récord de 53,6 millones de toneladas métricas (Mt) de residuos electrónicos en todo el mundo, un 21 por ciento más en solo cinco años, según el Monitor Global de Desechos Electrónicos 2020 de la ONU.

En MercadoIT estamos haciendo todo lo posible para cambiar la mentalidad tanto de los productores como de los consumidores de los “desechos electrónicos” (e waste) como a los “materiales electrónicos”, para dar valor significativo de estos materiales, extender sus ciclos de vida y, en última instancia, reutilizar y reciclar dispositivos de manera responsable.

Aquí hay algunas otras formas en que los productores y consumidores de material electrónico pueden ayudar a evitar y reducir el impacto ambiental del e waste en nuestros océanos:

  • Trabajar en diseños de productos y técnicas de fabricación centradas en materiales no tóxicos, facilidad de reparación y ciclos de vida más prolongados de los dispositivos en general
  • Abogar por una mayor responsabilidad del productor en la gestión de residuos al final de su vida útil
  • Apoyar la investigación sobre la salud de los ecosistemas y las formas de mitigar o reparar el daño de los materiales electrónicos que llegan al medio ambiente.
  • Apoyar regulaciones estrictas para el reciclaje formal y los métodos de eliminación adecuados
  • Comprar menos productos electrónicos y mantenerlos por más tiempo

 

Rethink e waste

Queda claro que el equipamiento profesional IT requiere de más material y de un proceso más complicado de producción y también de separación de materiales y componentes para su reciclaje. La mayoría de estos equipos no se recuperan de manera adecuada y acaban en vertederos nacionales o en países de la otra parte del mundo convertidos en e waste.

Es por ello que desde MercadoIT reivindicamos el poder transformador de los equipos reacondicionados para tu organización, ya que funcionan exactamente igual que el primer día, cuentan con garantías profesionales, mantenimientos, flexibilidad en la compra o alquiler, un gran ahorro de costes y mucha conciencia empresarial y medioambiental.

En MercadoIT contribuimos a la reducción de una media de 15t/año de e waste que dejan de producirse gracias a la reutilización del equipamiento IT para empresas y profesionales.

Quieres mejorar la rentabilidad de tu empresa y tu compromiso medioambiental? Contacta con nosotros. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>