Como reducir el e-waste desde tu empresa

Como reducir el e-waste desde tu empresa
Podemos decir sin tapujos que la inmensa mayoría de las empresas no podrían existir sin
tecnología. Incluso los sectores con menos tecnología dependen de alguna forma de la informática y la automatización para ayudarles, incluso si solo son un par de ordenadores y una impresora. Pero a medida que aumentan las necesidades de una empresa, casi simultáneamente aumentan sus necesidades electrónicas.

Por lo tanto, no es de extrañar que las empresas estén (estemos) constantemente buscando tecnología más nueva, más rápida e inteligente, capaz de gestionar y agilizar fácilmente nuestra carga de trabajo diaria y hacernos la vida un poco más fácil. Pero todos estos avances vienen asociados a una gran cantidad de desperdicio. Los dispositivos antiguos se retiran y generalmente no se piensa en dónde terminan ni en el daño que causan. Las empresas son las responsables de la mayoría de los desechos electrónicos. Por tanto, la pregunta es, ¿qué puede hacer tu empresa para reducir su huella de desechos?

Los peligros ambientales asociados a la mala gestión de los desechos electrónicos son
muchos, pero se pueden describir brevemente de la siguiente manera:
1. Contaminación del aire: La quema de cables libera hidrocarburos a la atmósfera.
2. Contaminación del agua: Los dispositivos electrónicos contienen metales tóxicos
como mercurio, plomo y litio, que cuando se eliminan de manera inadecuada, se
mezclan con acumulaciones de agua naturales contaminándolas. Ríos, lagos y aguas
subterráneas. Las comunidades que dependen directamente de estas fuentes de agua la
consumen sin saberlo. Estos metales pesados son peligrosos para todas las formas de
vida.
3. Contaminación del suelo: estos metales pesados ingresan a la cadena alimentaria
cuando son absorbidos por las plantas del suelo. Estos metales no solo destruyen las
plantas, sino que también son consumidos por otros seres vivos, lo que lleva a
contaminar la cadena alimenticia, que además puede terminar en nuestros platos.
Por no hablar de la pobreza extrema y la explotación que sufren colectivos, incluso países
enteros debido a la recolección de estos desperdicios en su mayoría llegados desde el llamado
“primer mundo”.

E-waste y formas de minimizarlo

Veamos algunas formas en las que tu empresa puede reducir el e-waste o desechos
electrónicos y gestionarlos correctamente.

Investigar

La mejor manera para que cualquier empresa (o individuo) evite la creación de desechos
electrónicos es, en primer lugar, ser inteligente a la hora de comprar un dispositivo electrónico.
En lugar de centrarse únicamente en el final de la vida útil, vale la pena analizar el ciclo de vida
en su conjunto, comenzando por lo que compra. Por ejemplo, en lugar de buscar siempre la
opción menos costosa, es conveniente dedicar un tiempo a averiguar cuál será la mejor opción
para tu negocio, tanto ahora como en el futuro. Dedicar tiempo a investigar, leer reseñas y
hablar con profesionales de TI no solo puede ahorrarte dinero y reducir el desperdicio, sino que
también puede ayudarte a descubrir que tu negocio funciona de manera mucho más eficiente
como resultado de tener soluciones tecnológicas que realmente se adaptan a tus necesidades.

Reparar o actualizar

Cuando hablamos de productos electrónicos, más antiguo no siempre significa obsoleto. Hay
muchos casos en los que una pieza de equipamiento electrónico puede repararse fácilmente o
incluso actualizarse con un poco de conocimiento y algunos cambios menores. Por lo tanto, haga que su departamento de TI revise esa impresora, ordenador, o servidor viejo, y ellos
podrán decirle si está lista para ser desechada o si solo necesita algunas mejoras para volver a
funcionar. Añadir memoria externa, discos duros o incluso actualizaciones de software puede
hacer que la tecnología anterior se note y funcione como nueva y de manera más eficiente, por
lo que es importante tener esto en cuenta al decidir si realmente necesitas comprar un equipo
nuevo.

Vender

Cuando los dispositivos electrónicos de tu oficina hayan llegado (realmente) al final de su
camino, recuerda que hablando de electrónica la basura de un hombre es el tesoro de otro. Y si
bien es posible que no veas el valor de sus computadoras antiguas, es posible que otros las
reciban con los brazos abiertos. Por lo tanto, es prudente considerar venderlos y recuperar un
poco de ese dinero para el negocio (tanto si es a nivel particular como venta de equipamiento
de la empresa). Sin embargo, ten en cuenta que si vas a adoptar este enfoque, debes
asegurarte de que tus datos se hayan borrado completamente del dispositivo antes de que
salga de su oficina y, a menos que tenga equipos y programas especializados para hacer esto,
deberá hacerlo contratando a un especialista como nosotros que utilice servicios como Blancco
(https://www.mercadoit.com/es/blancco-partner).

Donar o reciclar

A veces es simplemente imposible seguir manteniendo dispositivo electrónico y debes
reemplazarlo antes de que finalice su vida útil. En esta situación, las mejores opciones son
donarlo o reciclarlo. Donar un artículo aún útil pero desactualizado es una excelente manera de
reducir el desperdicio electrónico e incluso puede hacer que el departamento de cuentas esté
muy feliz. Hay veces que existen ciertas deducciones de impuestos que puedes obtener
donando productos electrónicos. También puedes mejorar la imagen de su empresa
proporcionando productos electrónicos a organizaciones benéficas o personas necesitadas.
Un ejemplo es https://worldcomputerexchange.org/get-involved/give-computers/
El reciclaje también es una gran opción, ya que permite dividir el dispositivo en componentes
para su uso en nuevos dispositivos electrónicos, lo que reduce el impacto en el medio
ambiente. La clave del reciclaje es asegurarte de que puedes hacerlo de forma segura sin
poner en riesgo los datos de tu empresa en ningún momento. Para ello existen empresas
especializadas.

Usar la nube

Irónicamente, una de las soluciones más importantes para la rápida rotación de la tecnología
en las empresas podría ser utilizar más la nube, pero de una manera diferente. Por ejemplo,
hay muy poca necesidad de que las pequeñas o medianas empresas tengan sus propios
servidores en el sitio o la maquinaria física necesaria para almacenar sus datos. Estos trabajos
pesados en hardware pueden subcontratarse, ya sea en la nube o en un datacenter dedicado,
ninguno de los cuales requiere que el usuario final compre hardware. Tu empresa puede
aprovechar el hardware de estos centros de datos (que probablemente sea más sofisticado que
el que estás utilizando actualmente), lo que reducirá la cantidad comprada y, en última
instancia, ralentizará el ciclo de los desechos electrónicos.

Estas son solo algunas ideas que puedes aplicar en tu empresa para reducir el impacto de los
equipos electrónicos en el medio ambiente. Además, con estas medidas generalmente también
ganas en eficiencia y reduces gastos así que todo el mundo sale ganando. Lamentablemente
todavía existe una brecha grande entre la cantidad de dispositivos vendidos y reciclados.
Esto se debe principalmente a que muchas empresas siguen fabricando productos electrónicos
con una vida útil limitada o dejan de dar soporte demasiado pronto.

Desde aquí luchamos activamente contra el despilfarro reacondicionando los mejores
productos electrónicos para darles una nueva vida y también para asesorarte a la hora de conseguir el equipamiento que realmente necesitas para tu empresa.

Si quieres deshacerte de tus equipos electrónicos puedes contar con MercadoIT para comprar
y vender tus activos electrónicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>